PACHAMAMA 2018-2020


pachamama-2018-2020web

Pachamama, No hay día sin papa

Homenaje a Victor Grippo

COMMUNITY PROJECT 2018-2020 sembrado por Héctor Z. Siluchi.

 

“No hay arte si no se desafía la explicación racional, y a menos que el sentido último se nos escape”

[Danto 1981 (2004:54)].

 

Hace años, durante un encuentro con un viejo mapuche en la región de Maule (sur de Chile), mientras le hablaba de las papas y la importancia que éstas tienen en la cultura de su pueblo, Héctor recordó su salida de Chile en 1984 como exiliado político junto a un grupo de jóvenes anarquistas expulsados por la dictadura militar. Recordó el olor de la tierra de su infancia, las comidas familiares en la vieja casa de su abuela materna, el mantel blanco almidonado, el canturreo de la abuela y sus amigas (al arpa estaba doña Lydia, a la guitarra Doña Dulia y al acordeón mi tío Victor que también era compositor), y comprendió que el reencuentro con los olores y sabores perdidos en el exilio tenía un nombre: desarraigo.
Con La cantiga de la merenjena, Héctor Z. Siluchi reivindicaba la identidad cultural, hablaba del exilio y la memoria, utilizando la berenjena, ingrediente principal de la tradición culinaria sefardí (a la que pertenece el artista) y el ladino de las cantigas cantadas por su abuela, como seña identitaria e imagen simbólica. Ahora es la papa (patata) el alimento que condensa la pérdida de las raíces sociales, culturales y familiares, esas raíces que construyen la identidad y el sentido de lo humano en su relación con el medio.
La papa no conoce fronteras regionales ni culturales, pero sí fue regalo biológico de los Andes: La Solanum tuberosum con más de 5.000 variedades nativas alrededor del mundo con diferencias en cuanto al color, tamaño o sabor, se originó y fue domesticada en la región del lago Titicaca en la frontera entre Perú y Bolivia, y el archipiélago de Chiloé (Chile meridional). Tiene 80 siglos de historia, periodo durante el cual este tubérculo se ha extraído de los surcos profundos de la tierra hasta convertirse hoy en el cuarto cultivo alimenticio más distribuido del mundo (después del maíz, el trigo y el arroz) cultivado en más de 125 países. : produce más alimento por unidad de agua que ningún otro cultivo importante y por ello es fundamental en la seguridad alimentaria de millones de personas en Sudamérica, África y Asia. Su historia nos habla de viajes, adaptación, biodiversidad, cultura y ritos.
La papa nos susurra desde las profundidades de la tierra, desde la intimidad del subsuelo. Es hija de la Pacha mama, la madre tierra y de la Mama Quilla, la Luna, dueña y señora de la fertilidad que fecunda a las mujeres y hace germinar la tierra. Pertenece al mundo de adentro, conocido en lengua mapuche como manqha pacha, esto es «mundo de abajo» o «mundo de los alimentos» y los ritos y leyendas asociados a su siembra y cultivo, nos hacen recordar otro desarraigo: el del ser humano con la madre tierra, nuestra relación espiritual y mágica con el mundo natural al que pertenecemos.
“sólo desaparece lo que no deja huella”.
Con este nuevo proyecto Siluchi rinde también homenaje al artista argentino Victor Grippo, compartiendo con él su concepción de la figura del artista como agente de transformación social desde el compromiso ético, alejándose de cuestiones de autoría y entendiendo el proceso creativo como proceso y transformación del hombre en la fundación de comunidad; consciente de que la huella, antídoto contra el olvido, se encuentra en el despertar y transformación de las conciencias.

El proyecto se ha iniciado en el 2018 con la siembra de diferentes variedades de papa por todo el mundo, cultivos realizados por amistades, artistas y labradores invitados por el artista.

En PACA realizaremos la siembra en la primavera del 2020, con una ofrenda a la fertilidad inspirada en el ritual del Jatha Katu (“atrapar semillas”) del pueblo aimara. La recolección colectiva será igualmente un día de fiesta comunitaria junto a vecinas, amigas y agricultores de la zona, durante el cual iremos preparando la fase sucesiva: el almidonado de manteles de algodón y lino con almidón de papa, una acción colectiva en donde recuerdos, anécdotas, ritos y tradiciones locales quedarán fijados por medio de la escritura (bordado y técnicas gráficas) en los manteles, espacio cándido y mnemónico del banquete final en un ambiente de confraternidad.

v.l. marzo 2019.

FOTO: RITUAL Jatha Katu EN PACA. Asturias.


 

Héctor Z. Siluchi > web: https://hector-z-siluchi.webnode.se/